2 de junio de 2013

Sí se pudo

Un cuatro por ciento de posibilidades de salvación... El Celta está descendido... Éstas eran las frases y los comentarios que, continuamente, los celtistas tuvimos que escuchar en las últimas semanas. Y, sí, todos éramos bastante pesimistas y es que la situación no era la más propicia para ser lo contrario.
Pero, si algo tenemos los celtistas, es que estamos muy acostumbrados a sufrir y que disfrutamos intensamente las alegrías que nuestras humildes aspiraciones nos pueden regalar: una permanencia. Por eso, nos negábamos a rendirnos mientras las matemáticas no nos condenaran a Segunda División.
Y, ahora, ahí está, ¡conseguido! El año que viene volveremos a jugar con los mejores.
Y sobre lo vivido ayer en Balaídos, ¿qué decir? ¿Se puede sufrir más? ¿Se puede disfrutar más? Eso lo resume todo. Pero, ¡qué hermoso es mirar hacia cualquier parte y ver a cualquier desconocido que te dirige una mirada solidaria, porque sabe exactamente lo que estás pasando, y tú, por supuesto, lo que está sufriendo él! ¿Y esos abrazos a todo el mundo, a gente que no habías visto en tu vida, pero llevaba puesta una camiseta, una bufanda o una gorra de color celeste? ¡Indescriptible! Hay que amar mucho al fútbol y al Celtiña para entenderlo.
Celtistas, enhorabuena, ¡SEGUIMOS EN PRIMERA!

¡Hala Celta!

video